Hola,  buenos días,  bienvenidos a la bolsa al día,  al capítulo de hoy correspondiente al viernes 20 de septiembre.

 Al final, tanto esperar a esta semana , o al menos a mí me parecía que podía resultar trascendental y, es verdad, que ha habido acontecimientos macroeconómicos que podrían haber hecho variar el rumbo de los índices o marcar pauta,  pero no. Al final, fíjense: este es el gráfico del Dow Jones,  este es el viernes pasado,  estamos donde estábamos, exactamente igual.  El s&p500 aquí lo tienen, exactamente igual, en el mismo nivel. Y  el Nasdaq 100, tres cuartos de lo mismo. 

 También,  igual de evidente en  los índices europeos. Observen,  esto fue el viernes pasado, esa vela de ahí,  pues donde estábamos. El dax alemán prácticamente en el mismo nivel y el ibex-35 exactamente igual. 

Así que, en principio, no ha sucedido nada que altere  el panorama de indefinición que acompaña a los índices desde que se

encuentran rozando sus máximos históricos los americanos o anuales los

europeos.

  Y sí me gustaría llamar la atención sobre un sector que en europa

desde luego mueve a los índices como es el sectorial bancario europeo. Sobre todo

los mueve cuando hay rebotes, no tanto cuando el índice cede, porque ya ha

demostrado que es capaz de caer de manera autónoma sin que ello tenga por

qué afectar demasiado,  ya no, después de tantos años

a los índices europeos,¿ no?

 Desde luego, cualquier estudio,  cualquier análisis

de largo plazo pues es que no deja lugar a dudas, ¿no?Fijense que eso es octubre

de 2007, comienzos de… sí,  mediados de 2007 cuando realmente comenzó toda la

crisis y, observen, desde entonces ha caído un 85 por ciento, de hecho, hace un mes

estaba ahí perdiendo un 85 por ciento y con una secuencia que sigue siendo

horrorosa , es decir,  los máximos relativos importantes decrecientes, aquí y aquí

aquí, aquí, es decir, así desde luego no se sube. Pero más indefinición ofrece el

corto plazo. 

Eh, ¿por qué?.  Porque los movimientos, a ver,  justo donde se encuentra

ahora mismo, a mí al menos, me ofrece las suficientes dudas como para pensar: ¿esto habrá supuesto, o lo que hemos vivido estos tres días 3-4 días de atrás

es, simplemente una corrección para seguir tirando?

O ¿ habremos visto ya el total del rebote?, dado que además ha ido a buscar el 0,5 de fibonacci, de lo que fue toda la caída,  la última, ¿eh? simplemente, y¿ a partir de aquí lo que corresponde es una caída?. 

Es que, además, se encuentra más o menos equidistante de ambos niveles importantes, lo cual dificulta, y mucho, el análisis. 

Yo ahora mismo tengo los mismos criterios para pensar que puede  ir hacia

arriba como que puede ir hacia abajo.

 Entonces, más que jugar a adivinos o a jugárnosla,  o a negro o a rojo, creo que es preferible, por mucho que ello suponga esperar, es preferible pues eso, esperar a que confirme.

 O bien que, confirme  por encima de 90,45 o por debajo de 84,90, que ya ha demostrado sobradamente que en su momento fue un soporte muy importante al igual que supuso una resistencia seria ¿no?.  Luego,¿ niveles a tener a tener en cuenta?. Si es capaz de romper los máximos de la semana pasada o, si rompe por debajo de este soporte que presenta en 84,90, en cuyo caso pues podría tener un cierto recorrido a la baja de la misma manera que aquí lo podría tener al alza, ¿no?pero, dice  claro, es que se nos va pasando el

tiempo,¿ bueno y qué? si esto abre todos los días.

 Yo creo que dado que nos movemos por criterios sobre todo de análisis técnico y que nuestra labor es tratar de detectar la tendencia en cada momento, a mí este movimiento actual me ofrece las suficientes dudas como para saber o como para no saber si va o viene. Con lo cual,

y claro, cuando esa inacción, esa falta de operatividad o de inversión, obedece pues no sé ,a la desidia, pues bueno suele traer malas consecuencias ¿no?, pero cuando es fruto del análisis y de la constatación de que nos encontramos ante

un auténtico chicharro, es decir, ¿que es lo que actualmente o lo que de siempre

hemos entendido por chicharros?  bien, todos aquellos que tienen una mínima

capitalización y eso redunda en alta volatilidad,. Lo cierto es que las consecuencias, tenga la capitalización que tenga, son las mismas para el sector bancario.

 Es decir,ahora mismo nos cogemos todos los títulos del sector bancario español y se comportan como auténticos chicharros y yo no quiero estar en un título que hoy

me sube un 7 pero mañana me ha bajado un 8 y al día siguiente me baja otro 4 pero luego me sube 2 y luego me baja 3.

 No, porque entre otras cosas me dificulta y

mucho, algo que para mí es primordial, que es el adecuado establecimiento en base a análisis técnico de unos stocks  en condiciones tanto de

beneficios como, sobre todo, de pérdidas en el inicio ¿no?. Yo prefiero esperar a

que las cosas se calmen y que, al menos, la tendencia me la deje algo más clara

de lo que está ahora mismo que, ya digo, es que prácticamente está equidistante

de ambos niveles importantes,  ¿no?, pero esto es algo además común, no

solamente está este escenario tan difuso, es algo común al conjunto ahora mismo de los índices y no pasa nada de verdad  por esperar. No creamos que estamos

perdiendo oportunidades porque no es el cas.  Estamos, insisto, donde estábamos la semana pasada. ¿Qué hemos perdido sí como les comentaba a finales de la semana pasada decidíamos esperar en liquidez o con toda la cartera cubierta ?.¿Realmente hemos perdido algo?.

 No, estamos donde estábamos la semana pasada. ¿En que hemos ganado?, en tranquilidad, en tranquilidad de que movimientos tan erráticos, tan volátiles, de momento, no nos afectan. Pues nada, solamente quería hacerles hoy esta reflexión.

Tengan cuidado hoy  con la cuádruple hora bruja porque los movimientos, pues, se pueden tornar mucho más volátiles según nos acerquemos al final de la sesión europea. 

Y poco más.

 A la espera de lo que nos depare  la siguiente semana. 

Pues ya saben, feliz negocio y  feliz fin de semana para todos