Hola, buenos  días, y bienvenidos a este espacio de la bolsa al día, el correspondiente hoy a   martes día 24 de septiembre y, en el que vamos a hablar, no tanto de mercados sino, de una situación que se produjo ayer y que, sin duda, fue la noticia corporativa del día, bueno del día, del mes y, de hasta probablemente, del año y que fue la quiebra del gran tour operador Thomas Cook pues el más grande dentro del mundo, no? y, claro, lo primero que se nos viene, o que se me viene, a la cabeza es cuánto de ejemplarizante, y de ilustrativo, tiene siempre un gráfico.

 Observen, ayer, el día que se anunció la quiebra cerró a  3,50 o en la jornada del viernes y, este es un título que simplemente en abril del año pasado cotizaba a 150. 150 peniques. Observen, en año y medio a 3,50 y que, además, ha tenido máximos históricos algo por encima de,bueno desde seguramente bastante por encima porque me falta histórico, solo tenemos desde 2011.probablemente, ha estado por encima pero que por ejemplo en 2014 pues cotizaba en el entorno de 200 peniques¿.no? 

Por supuesto, en qué cabeza pensante cabe que todo esto, todo este camino que ha recorrido a la baja, observen, con una perfecta secuencia de máximos decrecientes y así no se sube jamás.

¿En qué cabeza pensante cabe que todo este camino haya estado cuajado de grandes noticias, de noticias buenas para la compañía?.

 Al contrario, no sabemos cuáles, no sabemos si obedecen,bueno, yo por lo menos no lo he seguido hasta ese punto,ni mucho menos.¿no? pues profit warning, problemas de reestructuración de deuda, problemas con los proveedores peores  expectativas peores cifras prácticamente… no lo sé.

No lo sé, pero lo que es seguro es que todo este camino ha estado repleto de noticias negativas para la compañía y claro, aquí el problema es que siempre tendemos a pensar bueno es que es Thomas Cook, esto es un… esto  no es un chicharro, esto es un blue chip y seguro que no lo dejan caer más, seguro que… No, en bolsa puede suceder absolutamente de todo ¿no?

 Y alguien que exclusivamente mire un gráfico, independientemente de cuáles sean las noticias que están provocando los grandes movimientos, nadie en su sano juicio, ningún analista técnico, estaría metido en este título con vocación de permanencia. ¿que se puede aprovechar algún rebote? Si, sobre todo si nos deja determinadas pautas que nos obligan a tomar posiciones pero, de corto plazo, buscando algún rebote, no con vocación de permanencia y, sobre todo, sobre todo evitando lo que sigue siendo una práctica común en el conjunto de los inversores que es ir promediando a la baja.

 De hecho, en todos los consultorios de radio, o escritos, en los que yo estoy de siempre la pregunta más recurrente es: oiga, ¿cuando cree que es momento para comprar títulos de este porte, de este calibre, que llevan este, este camino que tienen este dibujo técnico? 

Nunca, sobre todo no con vocación de permanencia. ¿Que se puede aprovechar algún rebote? Pues probablemente pero,  todos los títulos que inician este camino, que poquitos acaban bien y, que poquitos se acaban recuperando.

¿Por qué?, porque lo más fácil es que sean objeto de una opa de exclusión o de una opa hostil y, precisamente, quienes las van a opar son los que más presionan, previamente, a la baja para que el precio sea cada vez menor e, incluso dar después la sensación de que aparecen como caballeros blancos y, dar una prima con respecto al precio actual de mercado, cuando han sido ellos previamente los que se han encargado de tirar, y mucho, el precio. 

En definitiva, sea cual sea, o sea lo que sea, que vaya a suceder, simplemente no nos merece la pena estar en este tipo de títulos pero, lejos de eso  la gran mayoría de los inversores como ¿cómo actúan? ir comprando según va cayendo mucho más.

¿Por que? porque siguen opinando que es un título que va a estar, en breve se va a poner de su lado,obviando algo tan importante como que lo único que realmente tenemos que detectar es la tendencia y la tendencia no es desde luego alcista.

Nada nos invita a comprar, al contrario, un título que sucesivamente pierde niveles como ese, es incluso para estar cortos. Ahí lo vemos, un título que nuevamente vuelve a perder ese nivel en el largo, larguísimo, plazo es para estar cortos. 

Observen, pull back y para abajo, un título que vuelve a perder este nivel es para estar cortos, ¿dejando además un hueco a la baja?, un título que pierde ese nivel es para estar cortos ¿en qué momento decimos: no, no, es que esto es ya para ponernos largos? En ninguno, en el devenir de todo este, de este título, en ninguno ¿no nos damos cuenta de que comprando permanentemente por debajo siempre vamos a tener un precio de mercado infinitamente por debajo del del … perdón, por encima del del pip del precio actual?

Sin embargo, cuando en ocasiones proponemos comprar más caro siempre nos encontramos con determinadas reticencias.

¿Será mucho mejor comprar un título, por ejemplo, como éste una vez que supera esta resistencia, AIG, observen,  pum pum, pum, y cada vez estamos comprando más caro. Y ¿que? lo estamos haciendo muy bien,  porque cada vez estamos más ponderados, para eso están los stops de beneficios. Si bien es cierto que no es bueno, en mor, para ser consecuentes con una buena diversificación, no es bueno tener demasiado dentro de un mismo subyacente, pero es que en este caso mucho menos, porque porque siempre vamos

a estar muy por encima de nuestro precio promedio del de mercado, y encima tendremos una exposición muy superior.  Y sobre todo nos evitamos cosas como la  de ayer, ¿por qué? 

 Pues  porque ahora ya sí que nos han cercenado cualquier posibilidad de recuperación, lo más probable.¿Por qué?, porque aquí se ha  acabado la historia, finito, game over,se ha acabado. Ni siquiera me dejan la posibilidad de que el título piano piano pues pueda ir recuperando y, aunque me tiré aquí diez años pues que pueda recuperar mi dinero. ¿no?

 Y sucedió exactamente lo mismo en el Popular y, sucedió exactamente lo mismo en Terra, y lleva el mismo camino de suceder en Bankia, y en día, y en Liberbank, y en Ohl, y en Prisa, y en Service point. Tantos y tantos títulos que no van a recuperar el nivel del que venían o, al menos, los niveles para aquellos que hayan estado promediando para no perder dinero. No los van a recuperar jamás. Y digo jamás en mayúsculas. ¿Qué necesidad tenemos  de hacer esto , qué necesidad? 

En fin, si lo acontecido al menos sirve para extraer conclusiones positivas pues bienvenida sean…sea esta situación.

 Una más, simplemente,  de todas aquellas en las que el mercado nos lo va poniendo y nos lo va dejando tan claro.

Por supuesto, sé que es fácil hacer leña del árbol caído, y dice: hombre, ahora qué bonito, qué bien, ahora claro, ahora que ya sabemos que hay una declaración de quiebra vienes tú a decir lo  que ya lo sabemos de sobra.

No, no, es simplemente hacer el mínimo caso, el mínimo caso a algo tan evidente como esto y, en estas situaciones, con vocación de permanencia no hay que comprar jamás, jamás y ojalá eso lo aprendamos para el futuro.

En fin, pues poco más.

Como siempre feliz negocio.